Close

El teclado mariposa de Apple

Modelos afectados: MacBooks desde 2015 a 2019

Desde 2015, los nuevos teclados MacBook súper delgados de Apple pueden bloquearse con solo una mota de polvo. Y las recientes mejoras de Apple no parecen haber ayudado a solucionar este problema, ya que las teclas más usadas en este tipo de teclado, dejan de funcionar rápidamente.

Los teclados más delgados en las MacBooks más nuevas usan interruptores «mariposa» en lugar del consabido mecanismo de, y a pesar de las numerosas «mejoras» de Apple, el problema sigue vivo.

 

Apple presentó su teclado mariposa en la MacBook de 12 pulgadas de 2015 como una forma de hacer que el teclado fuera más delgado que nunca, pero con este nuevo diseño vieron los problemas con el polvo y otras partículas, que pueden penetrar debajo de las teclas del mecanismo de mariposa. Lo que provoca el bloqueo de la tecla y su presión al interruptor o inhabilitar el mecanismo de retorno de la tecla a su estado inicial.

 

Como era de esperar, las teclas que se usan con más frecuencia son las primeras en estropearse. Esto implica otra posible causa del problema: el débil mecanismo de resorte también podría desgastarse más rápido, lo que da como resultado teclas atascadas que tardan un poco más en “soltarse” o volver a su estado inicial.

Detalle del mecanismo de interruptor tipo "mariposa" del MacBook de 12 pulgadas de 2015.
Detalle del mecanismo de interruptor tipo «mariposa» del MacBook de 12 pulgadas de 2015.

En cualquier otro teclado, puedes quitar las teclas y limpiar el polvo con un poco de aire comprimido, pero el teclado de mariposa de Apple hace que este sencillo trabajo sea una pesadilla: aunque la mayoría de las teclas se pueden quitar y limpiar con aire comprimido (como recomienda Apple), a veces simplemente no soluciona el problema. Con la barra espaciadora, es prácticamente imposible quitar la tapa de la tecla sin destruir toda la tecla en sí. Peor aún, el teclado está conectado a la batería, al trackpad y a los altavoces del MacBook, por lo que es imposible cambiar el teclado de manera independiente.

 

Aproximadamente un año y medio después de que Apple introdujera por primera vez este nuevo teclado, lo mejoró a partir del MacBook Pro de finales de 2016: las teclas son un poco más altas y el interruptor de cúpula bajo el mecanismo de mariposa es más duro y está mejor sujeto a la tapa. Desafortunadamente, no solucionó mucho.

 

Así que el año pasado, Apple introdujo aún más mejoras en el teclado del MacBook Pro 2018, permitiendo que la barra espaciadora se pueda retirar fácilmente, así como añadiendo una membrana de goma en los mecanismos de mariposa. En teoría esta mejora se hizo para hacer más silenciosas a las teclas, pero en realidad es para mantener la suciedad a raya. Apple presentó una patente por este mismo propósito en 2016, y en la página 12 se puede leer en negrita en la esquina superior izquierda del documento. Las teclas silenciosas son simplemente un bonito efecto secundario.

Un primer plano de la nueva membrana de goma añadida a los teclados de los MacBook 2018.

En cuanto a la eficacia de la membrana en la prevención del polvo, funciona bien hasta cierto punto, pero no es completamente infalible. En cualquier caso, Apple terminó atrapada entre la espada y la pared cuando una demanda colectiva en Estados unidos, la obligó a ofrecer un programa gratuito de sustitución de teclados. Esto cubre cualquier MacBook que utilice las dos primeras iteraciones del teclado mariposa hasta cuatro años después de la compra del portátil.

 

Aun así, hay millones de nuevos MacBooks en el mercado que no tienen esta elegante membrana. Y aunque están cubiertos por una garantía de cuatro años, no elimina los dolores de cabeza y los inconvenientes que los propietarios tienen que afrontar cuando el problema se presenta.